El Tercer Camino Obteniendo Poder y Realizaciun de una Fuente Iluminada

Cuevas de meditación en Mustang, NepalEl tercero de los Nueve Caminos de Bön se llama El Camino del Shen de Poder Mágico e incluye prácticas de veneración a  un yidam, una deidad de meditación, o un maestro espiritual. El practicante utiliza mantra junto con mudras, que son gestos simbólicos hechos con las manos, con el fin de lograr objetivos tales como solicitar la ayuda de poderosos espíritus mundanos para eliminar los obstáculos o para someter a las fuerzas negativas. En general, estas prácticas involucra tres etapas de: 1) la alabanza y el servicio, 2) la  práctica y  la realización,  y  3) aplicación de los rituales apropiados. Un yidam es un ser iluminado que se ha manifestado en una forma específica que encarna las cualidades iluminadas precisas que un practicante puede perfeccionar dentro de sí mismos al meditar en esa deidad o yidam.

Por ejemplo el yidam Garuda Rojo es a menudo practicado para obtener  influencia y poder sobre fuerzas naturales con la finalidad de evitar desastres naturales.  Esta práctica requiere una avanzada capacidad para enfocar y visualizar, una profunda devoción y fe en el yidam  asi como la necesidad de someterse a prolongados retiros en soledad de la práctica de la concentración en un solo punto, con el fin de adquirir el poder del yidam. Para esta clase de práctica el Iluminado Señor Tönpa Shenrap aconseja que el practicante se retire a sitios como montañas que se sabe tienen energía iracunda o a un cementerio. Los lugares para retiros iracundos se describen como sitios desolados, áreas infértiles, con rocas afiladas o montañas con energía muy fuerte.

Es necesario que el practicante tome y mantenga estrictamente todos los votos relacionados con esa práctica tántrica. Entonces, teniendo debidamente preparados los objetos necesarios para el ritual, el practicante colocará las fronteras externas al igual que las fronteras internas. Las fronteras externas lo mantienen lejos de cualquier perturbación del mundo exterior que pudiera interrumpir el retiro. La fronteras internas mantiene la mente del practicante focalizada y lo protegen de pensamientos que lo distraigan. Para la parte de Alabanza y Servicio de la práctica, el practicante  realiza la práctica continua mientras visualiza  la deidad entronizada en el espacio justo en frente y por encima de su cabeza. Se genera una inmensa confianza y devoción hacia la deidad y es de suma importancia la intención firme de beneficiar a otros seres. De las palabras del Señor Tönpa Shenrab Miwo:

“Uno debería esforzarse a uno mismo a encontrar los tres tipos de deseo o devoción hacia ellos. Hay que buscarlos como un niño que es incapaz de soportar ni un momento la separación de su madre. Hay que buscarlos como una guía necesaria a lo largo de un peligroso camino que está lleno de peligros y riesgo. Hay que buscarlos como el deseo de estar con un amigo íntimo que sólo piensa en usted y nadie más”

Existen muchos tipos de mudras o gestos sagrados con las manos

Para la parte de Práctica y la Realización del practicante, es importante conocer la manera de preparar apropiadamente la ofrenda del ritual, el mandala apropiado  y el altar. También necesita conocer cuales instrumentos sagrados va a necesitar, como tocarlos, y la melodía específica de la práctica, así como la manera de realizar los mudras apropiados. Estos mudras, o gesticulaciones sagradas con las manos, son un importante método de comunicación con lo invisible. Todas las cosas deben estar limpias y de la mejor calidad  disponible de acuerdo a las circunstancias del practicante. Todo las actividades del ritual deben ser realizadas correctamente. De otra manera es posible crear obstáculos a causa del error. Por lo tanto, mediante la realización de estas actividades rituales correctamente y con un enfoque sin distracciones, el practicante  une su cuerpo, palabra y mente con la deidad y se vuelve inseparable de las cualidades y la sabiduría de la deidad. De esa manera recibe de Ella las bendiciones y habilidades tanto ordinarias como extraordinarias.

Para la parte de Aplicación del la Actividad del Ritual. de la práctica, uno ya ha alcanzado las bendiciones y el poder de la deidad, el practicante ahora posee la habilidad de dominar fuerzas que dañan a otros o interfieren con la práctica de virtud u otras actividades religiosas. Por lo tanto, actuando desde la base de la compasión y con la motivación de ayudar, el practicante vence estas fuerzas negativas. De las palabras del Señor Tömpa Shenrap Miwo:

“Si las personas que entran y practican esta Tercera Vía no tienen la compasión como base, son como una semilla arrojada en tierra infértil. Si la semilla es arrojada en un lugar seco, ¿cómo puede crecer? Por lo tanto, uno debe tener fe en que se beneficiará a uno mismo, así como tener la compasión para beneficiar  a los demás”

Esta enseñanza está contenida dentro de los  tantras externo, interno y secreto. Su objetivo principal es obtener un resultado inmediato, dar felicidad y ayudar a todos los seres sintientes en esta misma vida.

Artículo escrito por ©Raven Cypress Wood

Traducido al español por Emanuel Amador

Anuncios

Publicado el marzo 3, 2018 en Nine Ways, Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: